jueves, 14 de diciembre de 2017

Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poe



SINOPSIS: 
Se produce el bárbaro asesinato de dos mujeres, madre e hija, en un apartamento de una populosa calle de París. Las primeras pesquisas que lleva a cabo la brigada de investigaciones no dan resultado alguno, evidenciándose la impotencia de la policía para esclarecer los hechos. Finalmente se hace cargo del asunto un detective aficionado, M. Dupin, quien tras intensa y brillante investigación, ofrece una explicación extraordinaria. Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue en inglés), también conocido como Los asesinatos de la calle Morgue o Los asesinatos de la rue Morgue, es un cuento del género policíaco y de terror del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en en la revista Graham's Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841. Se trata del primer relato de detectives propiamente dicho de la historia de la literatura, o sea, la primera historia sobre detectives que tiene todos los elementos que más tarde se van a retomar como característicos de las novelas policiales.
Fue publicado por primera vez en la revista Graham’s Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841.

BIOGRAFIA:
Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias.

OPINION PERSONAL:
Poe abre camino con su cuento policiaco y sienta las bases del futuro de la novela negra. Nos muestra como desde el final de la obra, se reconstruye el nudo del cuento (volviendo hacia atrás) para que todo cobre apariencia de rigor cuasi cientifico. (Imagino que esa técnica es la utilizada por todos los escritores del género, por lo menos yo la he utilizado en varias de mis obras con resultados muy apreciables y creíbles)  
Dupin es un personaje metódico que utiliza la observación y sus extraordinarias dotes de deducción para desenredar una madeja compleja, pero que se abre a los ojos del lector como la forma más lógica, a pesar de que se nos escapen pequeños detalles, para desenmascarar la incógnita de los crimines cometidos en Paris.
Dicen, y no me cabe duda, que es el padre de Sherlock Holmes, y como él, se hace acompañar por un narrador “amigo”, que le acompaña y participa en sus observaciones y deducciones al más puro estilo del doctor Watson.

La historia, si no fuera la primera, pasaría totalmente desapercibida, pues lo que tiene de interesante es eso, haber sido el pistoletazo de salida para un género que hoy día entusiasma a miles de lectores. Solo he encontrado un aspecto que parece forzado para que todo sea creíble, y es la existencia de un orangután cuya historia parece salida de una chistera porque hasta su aparición, nadie sabía de él, sin embargo es el nexo de unión de las pesquisas de nuestro entrañable Dupin y que conducen de forma inexorable a la resolución del crimen.

jueves, 30 de noviembre de 2017

El escarabajo de oro, de Edgar Alan Poe

RESUMEN

El escarabajo de oro es un cuento del escritor estadounidense Edgar Allan Poe y traducido al castellano por publicado por primera vez en junio de 1843, en el Philadelphia Dollar Newspaper, después de que Poe ganase un concurso de relatos cortos convocado por el propio periódico, que además estaba premiado con 100 dólares. Su lenguaje es sencillo pero con muchas alusiones a obras de otros autores, a citas de autoridad, y un criptograma.
La vida de tres hombres, William Legrand, su fiel criado Júpiter y el propio narrador, está a punto de cambiar para siempre. Todo comienza con el hallazgo casual por Legrand, entomólogo aficionado, de un ejemplar de escarabajo de una especie desconocida hasta el momento.
El hallazgo del escarabajo y las inquietantes supersticiones de Júpiter impregnan los comienzos del relato, creando un ambiente de extrañeza y de misterio. Ciertamente, el desconcertante comportamiento de Legrand no contribuye a despejar el desasosiego que rezuma la historia. ¿Se ha vuelto loco, como sospechan sus amigos? Tras un inesperado giro de los acontecimientos, la narración cambia por completo, se vuelve analítica y racional, casi matemática.

EL AUTOR

Edgar Allan Poe era hijo de Elizabeth Arlold Poe y David Poe, actores ambulantes de teatro, quienes lo dejaron huérfano a los dos años. Fue educado por John Allan, un acaudalado hombre de negocios de Richmond, y de 1815 a 1820 vivió con éste y su esposa en el Reino Unido, donde comenzó su educación.
Los Allan acogieron al niño, pero nunca lo adoptaron formalmente aunque le dieron el nombre de "Edgar Allan Poe".
Después de regresar a los Estados Unidos, Edgar Allan Poe siguió estudiando en centros privados y asistió a la Universidad de Virginia, pero en 1827 su afición al juego y a la bebida le acarreó la expulsión. Abandonó poco después el puesto de empleado que le había asignado su padre adoptivo, y viajó a Boston, donde publicó anónimamente su primer libro, Tamerlán y otros poemas.
Se enroló luego en el ejército, en el que permaneció dos años. En 1829 apareció su segundo libro de poemas, Al Aaraf, y obtuvo, por influencia de su padre adoptivo, un cargo en la Academia Militar de West Point, de la que a los pocos meses fue expulsado por negligencia en el cumplimiento del deber.
La miseria y el hambre lo acompañaron, por motivos económicos pronto dirigió sus esfuerzos a la prosa, escribiendo relatos y crítica literaria para algunos periódicos de la época; llegó a adquirir cierta notoriedad por su estilo cáustico y elegante. Debido a su trabajo, vivió en varias ciudades: Baltimore, Filadelfia y Nueva York. En Baltimore, en 1835, contrajo matrimonio con su prima Virginia Clemm, que contaba a la sazón 13 años de edad. En enero de 1845, publicó un poema que le haría célebre: "El cuervo". Su mujer murió de tuberculosis dos años más tarde. Aún hundido en la desolación, el autor terminó, en 1849, el poema "Eureka". Con la muerte de Virginia, la vida de Poe se vino abajo.
Falleció el 7 de octubre de 1849. Sus últimas palabras fueron "que dios ayude a mi pobre alma".

IMPRESIÓN PERSONAL

La obra que tengo en mis manos contiene dos cuentos de Poe, el primero es el que nos ocupa, y el segundo de ellos lleva por título Los crímenes de la calle Morgue, cuento del que hablaré en mi próxima reseña.
Al más puro estilo de Sir Arthur Conan Doyle, Poe nos asombra con su enorme poder de deducción, nada envidiable al del célebre personaje de Doyle, Sherlock Holmes.
Si en un principio crees que estás ante un cuento de aventuras, la obra cobra un giro inesperado y se convierte en un relato detectivesco elaborado por una mente cuasi matemática y donde las piezas encajan a la perfección, siempre a gusto de nuestro autor y gracias a su maestría en mostrarnos una lógica no apta para mentes mediocres como la de un servidor.
El descifrar el enigma que contiene un pergamino, que fruto de las casualidades llega a las manos de nuestro personaje principal, William Legrand, se convierte en el tronco central de la obra. El documento encontrado ofrece a nuestro personaje un primer indicio de la aparente importancia de la que es poseedor. Un simple papel que utilizó para envolver al escarabajo de oro hallado por Legrand en ese mismo lugar.
Tras un examen minucioso, cree encontrar la solución a un secreto, secreto que se ha conservado intacto en el papiro y que a pesar del transcurso de los años y de las inclemencias del tiempo, se encuentra en un estado inmejorable para su estudio, una vez aplicado calor sobre el mismo.

Después de una noche de aventura tras la búsqueda del tesoro de un pirata, enterrado en una parte de la isla que habita Legrand, nuestro personaje nos adentra en un laberinto detectivesco que ocupa gran parte del cuento. Se trata de la explicación razonable y lógica de lo que para muchos no tendría sentido alguno y que Legrand, logra descifrar y por último, gracias a esa labor deductiva, encontrar el valioso tesoro enterrado por el pirata.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Los santos inocentes, de Miguel Delibes


Resumen y sinopsis de Los santos inocentes de Miguel Delibes

Retrato de las precarias condiciones de vida de una familia de campesinos extremeños, aplastada por la miseria y el yugo que imponen los señores, Los santos inocentes se publicó en 1981 como una alegoría de la España de poseedores y desposeídos, pero más vastamente como una obra sobre la violación de las relaciones entre el hombre y la naturaleza. El éxito de la novela fue extraordinario: además de las reediciones que se sucedieron en pocos meses, en 1983 Mario Camusllevó a cabo una adaptación cinematográfica que conserva todo el aire poético y el intenso humanismo del relato y que se ha convertido también en todo un clásico del cine español.

El autor

Miguel Delibes fue un escritor español muy reconocido nació en el año 1920 en la localidad castellana de Valladolid. Sólidamente formado y con dos carreras a sus espaldas como son las de Derecho y Comercio, Delibes ocupó puestos de importancia en la prensa, llegando a ser director del periódico El Norte de Castilla donde comenzó a publicar.
Delibes era un hombre cuyas aficiones eran muy conocidas por todos y entre las que encontramos la caza y el fútbol. La caza sale en muchas de sus novelas, destacando la gran obra “Los Santos inocentes”, que posteriormente fue llevada de manera excepcional al cine con una gran actuación de Paco Rabal en el papel de Azarías y el fútbol fue motivo de diversos artículos en los que el autor daba forma literaria a las sensaciones que le dejaba el deporte rey.

Las distinciones fueron algo muy común para Delibes que fue nombrado miembro de la Real Academia en el año 1973 y que cuenta con infinidad de premios entre los que destacan el Nacional de Literatura, el premio de la Crítica, el Nacional de las Letras, el Príncipe de Asturias o el Cervantes.
Finalmente y con 89 años Delibes murió en el año 2010 en Valladolid, ciudad que lo había visto nacer.

Opinión personal

Los Santos Inocentes es la historia del Azarías, de Paco el Bajo, del señorito Iván, de la Régula, la niña Chica y hasta de la Milana. Es un retrato de la opresión, la humildad, la ignorancia, del respecto por el miedo, la miseria, la resignación y del yugo de los opresores, y también lo es de la humillación, de la afrenta, del menoscabo, del agravio. Es una historia dura, descarnada, que se desarrolla en la década de los sesenta en un cortijo extremeño, donde los señores más que fieles servidores parece que posean esclavos.
Es una obra maestra, escrita con una pluma que muestra cómo debe ser el arte de escribir. Delibes es un maestro inconsciente para su generación y generaciones futuras que deben, debemos aprender de su experto dominio de la lengua y la narrativa.
Quien en su momento vio la adaptación cinematográfica de Camus, puede estar seguro que conoce la obra, pues la película, según la recuerdo, conserva la atmósfera de la obra de Delibes. Fue en mi opinión, una representación magistral llevada a cabo por Alfredo Landa y Paco Rabal, en sus papeles respectivos de Paco y el Azarías.
En esta obra, Delibes cuenta con un personaje añadido, el narrador omnisciente, pues en sus juicios actúa como uno de ellos.  
No voy a añadir mucho más a lo dicho por tantos  otros críticos y lectores, indicar si cabe, que su lectura se convierte en algo apasionante, conmovedor. Una lectura escrita para disfrutar de la buena literatura. Animo a todos a pasar un buen rato con su lectura, no os defraudará en absoluto.








jueves, 2 de noviembre de 2017

Abel Sánchez, de Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno: (1864 - 1936) Filósofo y escritor español. Estudió cátedra de griego en la universidad de Salamanca, de la que llegó a ser rector. En 1924, debido a su oposición al dictador Primo de Rivera, fue desterrado a Fuerteventura, desde donde huyó a Francia. Volvió a España en 1930 y tras la proclamación de la segunda república fue nombrado rector de la universidad de Salamanca y elegido diputado. Socialista en su juventud, defendió luego ideas republicanas, siempre desde una gran independencia. En agosto de 1936 el gobierno republicano le privó del título de rector vitalicio, pero sus relaciones con los militares sublevados a los que apoyó, fueron también conflictivas. Su pensamiento, muy influido por Kierkegaard, supone una reacción contra el cientifismo y contra el racionalismo y concibe la vida como conflicto permanente entre el sentimiento de la inmortalidad y de Dios y la razón que lo invalida a cada paso. Su estilo es sobrio y preciso, con un lenguaje que refleja exactamente su pensamiento y utiliza antítesis y paradojas. En sus novelas, que él llamó nivolas, prescinde de las descripciones y descuida la creación de caracteres, pues sólo pretende conseguir un universo que responda a sus preocupaciones.

Sinopsis de la editorial
Abel Sánchez supone la incorporación a la trayectoria novelística de Unamuno de un nuevo modo narrativo: el confesional. Un tema que pertenece al acervo de la cultura y que ha sido abordado por la literatura en todos los géneros recibe aquí un doble tratamiento, ya que puede ser leída como otra versión de la vieja historia de Caín y Abel -una historia de pasión- o como el análisis de la interioridad de un personaje -la historia de una pasión-. Más allá todavía de ello, Unamuno trata de penetrar en lo que se ha señalado como vicio histórico de los españoles, la envidia y el cinismo.
Publicada en 1919, "Abel Sánchez" no tuvo una feliz acogida, debido probablemente (como el propio autor escribía en 1920) a que «las gentes huyen de la tragedia cuando ésta es íntima». Sin embargo, el paso del tiempo ha situado esta impresionante parábola del conflicto fratricida entre las grandes obras de Miguel de Unamuno (1864-1936). En el prólogo a esta edición, Luciano González Egido explica las razones por las que esta «novela quirúrgica» sobre la envidia se adelantó a su época.

Impresión personal
No debemos olvidar que Caín de Byron fue traducido por Miguel de Unamuno, y su lectura influyó de manera notable en la obra que nos presenta. La biblia nos relata el pasaje de Caín y Abel, dos hermanos, uno, preferido por Dios, el otro, abocado a asesinar a su hermano. Ninguno hizo merito alguno para nada, ni para obtener el favor del creador, ni su justicia que escapa al entendimiento humano.
En la historia de Abel y Joaquín Monegro, Unamuno nos habla de sentimientos y pasiones. Nos cuenta cómo es posible una vida entera dedicada a odiar a una persona, una persona que en principio es tu mejor amigo. Las envidias por el éxito como pintor de Abel y el hecho de que se casara con su prima Helena, amor de Joaquín, y ésta le diera un hijo: “Abelin”, conduce a Joaquín a Casarse con la santa Antonia, lo que le da una hija, pero a pesar de amarla, su predilección es acercarse a Abelin con el objeto de desprender a su amigo de todo cuanto posee, fama, hijo y si fuera posible, a Helena, su prima.
Joaquín vive una vida entera sumergido en un odio patológico que oprime su existencia, y parece intentarlo todo para que eso no suceda, desde refugiarse en el alcohol hasta en la fe de la iglesia, pero nada parece sofocar ese gran odio, ni siquiera la mezcla de sangres que logra casando a su hija con Abelin.
Joaquín siente un enorme desprecio interior hacia Abel, sin embargo actúa como su mejor amigo en público, pero la envidia le corroe hasta sus últimos días.
Es una historia atemporal, pues todos podemos caer en la tentación de hacer de nuestra vida una cruzada en contra de alguien debido a un odio patológico que no logra apartar de su mente un solo instante.




martes, 24 de octubre de 2017

Amando Lacueva entrevista a Juan Ballester

R.L. Ser escritor que es para Juan Ballester, ¿Vocación o pasatiempo?

Creo que hay dos clases de escritores, los que querían serlo desde jóvenes por vocación, y los que comienzan de adultos, casi siempre para plasmar un hecho real traumático que debe ser expulsado. En mi caso, un día me estaba ahogando por un problema en un bar y alguien -que luego se convirtió en un personaje-, me dijo desde la barra: “Si lo escribes, dejarás de tener el problema, aunque pasarás a tener el problema de haberlo escrito”.  

R.L. ¿Ha pesado en la construcción de tu última obra “Ese otro que hay en ti”, el haber obtenido en el 2012 el XXII premio de la crítica literaria Valenciana?

Cuando fui galardonado por un jurado en el que figuraba el presidente de los críticos literarios españoles, pregunté a un amigo escritor cómo debía valorarlo, y me contestó que el sentido de aquel premio era que la crítica me daba permiso para ser escritor. Podría haber caído en la tentación de escribir otra novela inmediatamente, pero no lo hice porque a mí no me sale cuando quiero. Ese Otro que hay en ti ha sido un acto no consciente, una explosión creativa no programada e imprevista.

R.L. ¿Desde tu última novela “El efecto Star Lux”, hasta la aparición de “Ese otro que hay en ti”, han transcurrido seis años,… a que se ha debido ese lapsus?

Dicen que se notan los siete años que he estado escribiendo artículos literarios en los diarios y dedicándome al trabajo de edición en el sentido más bello de la palabra, el de meterse hasta el cuello en las novelas de otros.

R.L. Tus personajes están muy bien definidos… ¿Cuál es tu proceso de construcción, te fijas en personas reales o son fruto exclusivo de tu Imaginación?

Creo que cuando las personas escriben de adultos, la materia prima son sus propias experiencias y parten de la realidad de la que solo pueden ir alejándose poco a poco. Yo todo cuanto escribo está basado en experiencias personales, en personas de carne y hueso, pero ahora ya tengo una gran capacidad para mezclarlos en la paleta de colores y dibujar mi propio mundo.

R.L. ¿Cuál de ellos es tu preferido?

Le debo mucho a muchos personajes, tú los creas a ellos y ellos se meten dentro de ti; responder a esa pregunta sería cómo que a cuál de mis hijos o de mis padres prefiero. De todas maneras, mi más admirado personaje es Carlota, porque al terminar de leer se sale de la novela y te ofrece un lápiz de labios o te pinta un bigote, según seas hombre o mujer. 

R.L. ¿Qué personaje se te ha revelado más, te ha plantado cara o ha tomado un protagonismo que no pretendías? ¿Le dejaste actuar libremente o tuviste que pararle los pies?

Carlota se ha batido en duelo contra mi plumilla desde el momento que la dote de vida, desde el primer trazo. Ha ido mucho más allá de cuanto puede imaginar, ha tomado el control, me ha seducido y he abandonado a los demás personajes, por su culpa. En Japón mucha gente no cree que exista el amor en el mundo real y mantienen relaciones formales con personajes de ficción. La parafilia se llama científicamente complejo 2-d y yo lo padezco.

R.L. Dicen que los escritores son parte de sus personajes, que se deja una impronta en todos y cada uno de ellos, ¿estás de acuerdo?

Seguro que ellos también me tienen aprecio.


R.L. ¿Alguna de tus obras tiene algo de autobiográfico?

Cuanto más me alejo de los inicios menos tienen de autobiográficos. En la primera novela sobre la amistad y la traición casi no me despegué de mi vida y en esta última, aunque hay mucha experiencia personal repartida, solo hay una escena autobiográfica: es el encuentro con mis compañeros de clase de Jesuitas veinticinco años después de abandonar el colegio. 
     
R.L. ¿Por qué rescatar personajes del “Efecto Star Lux”, en “Ese otro que hay en ti? ¿Y los escenarios? ¿Se debe a la morriña por tu tierra natal?

Llevaba siete años sin escribir ficción y con un personaje de la novela anterior hice un pacto: “como no puedo escribir ni una letra te vuelvo a utilizar, pero a cambio te mato para no volver a hacerlo”. Se llama Germán y no he podido matarlo. Como lo que quería es escribir una novela negra valenciana con el fondo de las fallas, me lo llevé a la ciudad en la que viví la primera mitad de mi vida. Se la debía.  

R.L. ¿Qué puedes decirnos de tu faceta de articulista, es difícil encontrar contenidos?

Para mí sí porque escribo en la Tribuna general artículos de corte literario que debo relacionar de alguna manera con hechos de actualidad. Por ejemplo, "Matarás a tu padre” hablaba de la relación paterno-filial con ocasión de una sentencia que anulaba en Italia un matrimonio canónico por ‘mamonits’.  Como Antígona que nunca pudo aceptar las leyes del amor y de la vida por culpa de su absorbente madre.

R.L. ¿Dónde te sientes más cómodo: como escritor, articulista o Registrador Mercantil?

No hay ninguna droga peor que la que sufre un artista en el proceso de creación, puedes perderte en un mar sin límites, ni brújula ni timón. Uno puede repasar los temas de Derecho Hipotecario, pero no los temas de la vida y no creo que en ese lugar sin plantilla en el que descubres tu alma, nadie puede sentirse cómodo; más bien atacado de pánico.   

 R.L. ¿Cuando escribes una de tus obras, te sientes como dios, capaz de decidir sobre el devenir de tus personajes, la historia, la trama… o simplemente eres un narrador que articula una historia?

El papa polaco hizo una distinción con dos palabras de su idioma entre el Creador (que es Dios que crea desde cero) y el Artífice (que modifica lo ya existente) También he oído una distinción a propósito de Blasco-Ibáñez, que permite afirmar que hay buenos narradores que no son buenos escritores. Si yo tuviera que elegir, mi obsesión es la buscar la excelencia en lo narrado.  


lunes, 23 de octubre de 2017

Ese otro que hay en ti, de Juan Ballester




Resumen y sinópsis de Ese otro que hay en ti de Juan Ballester Colomer

«Mira en sus ojos, Carlota, esta chica quiere contarnos algo».
Puerto de Valencia, 1999. Una adolescente vestida con el traje regional sufre un accidente letal en un paso a nivel. «Fue el primer caso en el que un escúter arrolla a un tren de mercancías». Su cuerpo sin vida se traslada al Instituto de Medicina Legal, inhóspito en plenas Fallas. Tras una espeluznante sesión en la que padece toda clase de humillaciones, su cadáver es enviado a Vinaroz, para ser velado y sepultado.
Esa misma tarde, el funerario llama al juez y se inicia la cacería del autor de ese deleznable comportamiento «que no se da en el mundo animal y rebasa el único límite que no puede traspasarse entre el amor y la muerte».
A pesar de que la violación es un delito castigado con penas severísimas y que aparece en abundante literatura negra por estar asentado en el dolor y los traumas psicológicos de las víctimas, la necrofilia ni está tipificada en el Código Penal ni es objeto de atención literaria por considerarse una patología del agresor que resulta inocua para el agredido. Siendo el sospechoso (doctor Barceló) un forense afincado en Valencia, «no se sabía si era peor que la víctima estuviera viva o muerta».

La acusación en sede judicial es dirigida por un prestigioso abogado penalista (Ibáñez) que cuenta en su cartera de clientes con muchos políticos acusados de cohecho, tráfico de influencias y pertenencia a banda criminal. La exagerada malversación durante la burbuja inmobiliaria, los obligó a pensar como evadir el dinero de España. En el año 2004 el abogado recorre con su secretaria, Carlota, varios paraísos fiscales para blanquear el dinero saqueado a los caudales públicos. Ella es una exprostituta que ha cambiado el alto standing por la alta dirección, y las revelaciones sobre su vida anterior se convierten en una fuente de constante peligro

.OPINIÓN PERSONAL

Un buen amigo, escritor, me comentó en una ocasión que yo era un novelista de personajes. Lo cierto es que siempre he procurado trabajar el aspecto psicológico de todos ellos, huyendo de esas descripciones físicas tan engorrosas, dejando que la mente de mis lectores se los imaginen de la forma que más les guste, procurando ahondar, ya sea en las acotaciones del diálogo o por la propia voz del narrador, su perfil sociológico, lo que ayuda al lector a identificarlos de forma inmediata por sus conversaciones, dejes, tics, o motes, un recurso inigualable sobre todo para las obras corales.
Juan Ballester me ha demostrado que no soy el único que los cuida, los mima y los trabaja de forma magistral, atendiendo los detalles de todos y cada uno de ellos, pero por supuesto, siempre destaca alguno. En Ese otro que hay en ti, me llamaron profundamente la atención tanto Carlota, como Wali, el abogado que pierde el seso por esa prostituta culta, inteligente e inalcanzable, sin menospreciar al resto. Si algo he de destacar de ellos son su singularidad y la empatía que provocan en el lector, pues son reales y creíbles.
Mucho se habla de la trama de la obra, y yo no voy a entrar en ella, pues con la sinopsis que os acompaño entiendo que tenéis más que suficiente para haceros una idea de por donde se encauza la novela de Juan en lo referente a su línea argumental. Lo mío es destacar lo que hasta ahora nadie ha comentado en todas las reseñas que he leído hasta el momento. Juan aprovecha ese telón de fondo que es la muerte de Vicenta Campos, para mostrarnos de forma descarnada unos personajes que sufren, vibran, viven, sienten, y naturalmente, mueren.
Si lo tachan de Thriller, podéis apostar a que lo es, como también podéis apostar que nos encontramos ante una obra intimista, madura, con situaciones verosímiles y diálogos inteligentes que te reconducen a través de una trama apasionante, a la resolución de un caso adornado con tintes de novela negra, pero la trama va más allá, pues sus personajes luchan de forma incansable contra sus miedos, sus fobias, sus angustias y penurias y sobre todo, se enfrentan a esa dualidad interior que todos llevamos dentro, por eso encuentro que el titulo de la novela, es más que acertado, y sé de buena tinta que Juan barajó varios antes de decidirse por “Ese otro que hay en ti”, en mi opinión, decisión más que atinada pues en sí el título resume el mensaje que Juan nos ha querido transmitir, porque la obra es de las que guardan, oculto entre líneas, un grito por la vida.
Esas escenas que con enorme acierto nos regala, Juan las reviste de esa nostalgia y oscuridad que pueblan los corazones de todos nosotros. Es un grito a la existencia, pero también lo es a la muerte, pues ella nos acompaña desde la primera página hasta la última.
Resaltar que me ha encantado que Juan Ballester rescatará a los personajes de su obra “El efecto Starlux”, (tanto personajes como escenarios), y digo que me ha encantado porque la leí hace años, y fue grato recordarlos a todos, por algo será, pues últimamente leo una novela que al cabo de una semana no recuerdo ni la trama. El recordarlos, sin duda debe significar algo.
Y para rematar no quiero despedirme de vosotros sin apuntar que “Ese otro que hay en ti”, tienes ese tinte dramático que te apuñala el corazón, un tinte desgarrador que cobra fuerza en sus páginas finales. Si algo le reprocho al autor es que me dejara sin su personaje más mimado y con el que yo más empaticé, pero la obra de Juan, como la vida misma, son así.
Lectura más que recomendable.

EL AUTOR

Biografía de Juan Ballester Colomer

Escritor español, XXII Premio de la crítica Literaria valenciana, Juan Ballester es conocido tanto por sus novelas como por su labor periodística. Con su obra El Efecto Star Lux (2011) logró un notable éxito de crítica y ventas.
Ballester (Valencia, 1959) estudió Derecho en la Facultad de Valencia y en la actualidad ejerce como registrador mercantil de la provincia de Tarragona.
Su primer libro, Una tarjeta y tres cuentos para Leticia (1992) fue una antología de cuentos. Tras su primera novela Qué haces con tus pies en mi piscina (2002), se dedicó a la literatura infantil en colaboración con jóvenes estudiantes que dieron como resultado la publicación de dos obras: Veinte niños escritos por una novela (2006) y Los ojos rojos de la anaconda (2008). Sin embargo, con El Efecto Star Lux(2011) Ballester alcanzó un gran éxito.
La novela fue premiada por la Crítica literaria en un jurado en el que figuraba Ángel Basanta, presidente de los críticos literarios españoles, y en la que compitió contra la novela El bolígrafo de gel verde o con el reputado escritor castellonense Santiago Posteguillo. En su loa, el escritor y filósofo Miguel Catalán destacó su apuesta arriesgada de una obra cuyo triunfo definió como “la victoria de un buen salvaje”.
Desde entonces ha escrito más de doscientos artículos en diarios catalanes “El blog de Juan Ballester” (https://jeballester.blogspot.com.es/) algunos de los cuales han sido recopilados en la obra Buenas noches, Supertramp (2009)
Su última obra de narrativa, Ese otro que hay en ti (2017) es un thriller romántico que sucede entre la Valencia corrupta y los paraísos fiscales caribeños.



viernes, 13 de octubre de 2017

El coronel no tiene quien le escriba, Gabriel García Marquez



RESUMEN DE LA EDITORIAL

El coronel no tiene quien le escriba fue escrita por Gabriel García Márquez durante su estancia en París, adonde había llegado como corresponsal de prensa y con la secreta intención de estudiar cine, a mediados de los años cincuenta. El cierre del periódico para el que trabajaba le sumió en la pobreza, mientras redactaba en tres versiones distintas esta excepcional novela, que fue rechazada por varios editores antes de su publicación. Tras el barroquismo faulkneriano de La hojarasca , esta segunda novela supone un paso hacia la ascesis, hacia la economía expresiva, y el estilo del escritor se hace más puro y transparente. Se trata también de una historia de injusticia y violencia: un viejo coronel retirado va al puerto todos los viernes a esperar la llegada de la carta oficial que responda a la justa reclamación de sus derechos por los servicios prestados a la patria. Pero la patria permanece muda....

EL AUTOR

Es hijo de Gabriel Eligio García y de Luisa Santiaga Márquez Iguarán, Gabriel García Márquez nació en Aracataca, en el departamento del Magdalena, Colombia.
Cursó sus estudios secundarios en San José a partir de 1940 y finalizó su bachillerato en el Colegio Liceo de Zipaquirá, el 12 de diciembre de 1946. Se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Bogotá el 25 de febrero de 1947, aunque sin mostrar excesivo interés por los estudios. Su amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al periodismo. Inmediatamente después del "Bogotazo" (el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las posteriores manifestaciones y la brutal represión de las mismas), comenzaron sus colaboraciones en el periódico liberal El Universal.
García Márquez contrajo matrimonio en Barranquilla en 1958 con Mercedes Barcha, la hija de un boticario. En 1959 tuvieron a su primer hijo, Rodrigo, quien se convirtió en cineasta; y tres años después, nació su segundo hijo, Gonzalo, actualmente diseñador gráfico en Ciudad de México.
A los veintisiete años publicó su primera novela, "La hojarasca", en la que ya apuntaba los rasgos más característicos de su obra de ficción, llena de desbordante fantasía.
Pero, la notoriedad mundial de García Márquez comienza cuando se publica "Cien años de soledad" en junio de 1967, en una semana vendió 8000 copias. De allí en adelante, el éxito fue asegurado, y la novela vendió una nueva edición cada semana, pasando a vender medio millón de copias en tres años. Fue traducido a más de veinticuatro idiomas, y ganó cuatro premios internacionales. El éxito había llegado por fin y el escritor tenía 40 años cuando el mundo aprendió su nombre. Por la correspondencia de admiradores, los premios, entrevistas, las comparecencias; era obvio que su vida había cambiado. En 1969 la novela ganó el Chianchiano Aprecia en Italia y fue denominado el «Mejor Libro Extranjero» en Francia. En 1970, fue publicado en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año en Estados Unidos.
García Márquez ha recibido numerosos premios, distinciones y homenajes por sus obras; el mayor de todos ellos, el Premio Nobel de Literatura en 1982. Según la laudatoria de la Academia Sueca, «por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente".
El jueves 17 de abril de 2014, a los 87 años, murió en la ciudad de México Gabriel García Márquez uno de los autores más admirado y reconocido de la literatura latinoamericana.

IMPRESIÓN PERSONAL

Sabor agridulce, melancólico, es lo que rezuma la obra del maestro en esta novela que nos regaló y que ha sido mi motivo de entretenimiento durante esta última semana, pues he de deciros que me ha encantado, por su sencillez y puesta en escena.
Sin grandes aspiraciones, nos enfrentamos ante una narrativa potente que de forma sencilla y lineal, adornada con los personajes justos, nos relata la historia del Coronel y su esposa enfermiza, que aguarda de forma incansable y tenaz, una respuesta que jamás ha de llegar.
Somos peones dispuestos sobre un tablero de ajedrez donde los poderes del estado mueven las piezas a su antojo. Es una historia intimista y de denuncia ante la injusticia y el atropello de un gobierno inmisericorde que no atiende las necesidades mínimas de sus ciudadanos, donde la esperanza de nuestro personaje cae en la desgracia por la pérdida de su hijo, recuerdo que le mantiene vivo y que le hace fuerte ante la eterna espera de esa ayuda económica que aguarda impaciente, una ayuda merecida por sus servicios prestados a la patria.
La espera se convierte en rutina y de forma infatigable, nuestro Coronel aguarda cada viernes una respuesta, una respuesta que vive con esperanza. Su tesón se encuentra abrigado por el apoyo incondicional de su mujer enferma, y a pesar de que ven el mundo desde una óptica diferente, sacando fuerzas de la flaqueza que le atormenta, ella le alienta cada día para que nuestro Coronel no caiga en un abismo llamado desesperación, pues el hambre aprieta, aprieta el hambre y la herida abierta en su pecho por la muerte de su hijo, recuerdo que le acompaña en cada momento, llenándole de una amargura que traspasa el papel para tocarte como un dardo emponzoñado tu alma.
¿Terquedad, tozudez o simplemente esperanza de que las cosas se arreglaran?, simplemente porque son justas. Quizás hoy, quizás mañana, la esperanza es lo último que se pierde.

Quizás no sea una historia anclada en un país imaginario de la década de los sesenta, cuando fue escrita, porque la injusticia es atemporal, como atemporal es su obra.

jueves, 5 de octubre de 2017

Demián, de Herman Hesse

Resumen y sinópsis de Demian de Hermann Hesse

La historia de la juventud de Emil Sinclair, es una novela que relata la niñez hasta la madurez de este complicado personaje del escritor alemán Hermann Hesse. La obra fue publicada por vez primera en 1919. En esta Emil Sinclair es un niño que ha vivido toda su vida en lo que el llama el Scheinwelt (mundo de ensueño o mundo de la luz), pero una mentira lo lleva a ampliar sus visiones del mundo y a conocer un personaje enigmático de nombre Max Demian que lo llevará por los senderos del auto-razonamiento destruyendo paradigmas materialistas que antes le rodeaban. La novela refiere y utiliza conceptos del Gnosticismo, particularmente el demiurgo (entidad que, sin ser creadora, es impulsora del universo imprimiendole movimiento) Abraxas, mientras muestra la influencia del sistema de psicoanálisis de Carl Jung
El autor:

Novelista y poeta alemán. Nació el 2 de julio de 1877 en Calw, Alemania. Durante la I Guerra Mundial, Hesse, que era pacifista, se trasladó a Montagnola, Suiza; se hizo ciudadano suizo en 1923. La desesperanza y la desilusión que le produjeron la guerra y una serie de tragedias domésticas, y sus intentos por encontrar soluciones, se convirtieron en el asunto de su posterior obra novelística. Sus escritos se fueron enfocando hacia la búsqueda espiritual de nuevos objetivos y valores que sustituyeran a los tradicionales, que ya no eran válidos. Algunas de sus obras más importantes son Demian (1919), Viaje al Este (1932), Siddharta (1922) y El lobo estepario (1927). La última novela de Hesse, El juego de abalorios (1943), situada en un futuro utópico, es de hecho una resolución de las inquietudes del autor. Hesse, que ganó el Premio Nobel de Literatura en 1946, murió el 9 de agosto de 1962 en Suiza.

OPINION PERSONAL

Como hijo que fui y padre que soy, Demián, que no es su historia, porque es la de Emil Sincler, me ha causado un gran impacto. Donde otros críticos puedan ver: dualidad,  existencialismo, dominación psicológica, búsqueda ávida e incontrolada del yo, del destino, crecimiento, superación… yo veo el desapego.
Sin atender a las creencias budistas, taoístas, hinduistas o jainistas,  lo contemplo desde la perspectiva de ese crecimiento personal que nos induce a romper vínculos afectivos, relaciones personales con nuestro círculo familiar y de amistades.
Cuantos más apegos dejes caer por el camino, más cerca estarás de encontrarte a ti mismoWalter Riso
Nunca ha sido fácil abandonar la niñez y alcanzar la madurez sin romper ese cordón umbilical que te ata al núcleo familiar, es más, hay que hacerlo a pesar de que por el camino dejes almas rotas, sin rumbo, incomprendidas, porque el amor paterno filial nunca recurre ni recurrirá al desapego.
Pero como individuo, para enfrentarte a la vida sin miedos y temores debes romper esa seguridad para adentrarte en la inseguridad del pensamiento que te forja como hombre.
Me ha parecido una obra magistral, donde retrata, desde la perspectiva de Sincler, ese tránsito de niño a hombre, esas inseguridades, esas tinieblas en las que todos entramos, donde la luz se oculta conduciéndote en la oscuridad de tortuosos caminos. Está en tu mano encontrar el rumbo correcto, no el que impone la sociedad, tu camino, que será o no coincidente con miles de semejantes.
Una obra lineal, sencilla, con una narrativa ágil y una puesta en excena brillante que trata todos los temas que pudieran o no ser tabús en la época en que Hesse la escribió, sexo, alcohol,… Una obra que recomiendo sea leída por nuestros jóvenes y adolescentes, y naturalmente, por los padres que no entendemos que el pájaro debe romper el cascarón para echar a volar.
Vuela, hijo, vuela alto.


jueves, 28 de septiembre de 2017

Ese otro que hay en ti, de Juan Ballester Colomer

Resumen y sinópsis de Ese otro que hay en ti de Juan Ballester Colomer

«Mira en sus ojos, Carlota, esta chica quiere contarnos algo».
Puerto de Valencia, 1999. Una adolescente vestida con el traje regional sufre un accidente letal en un paso a nivel. «Fue el primer caso en el que un escúter arrolla a un tren de mercancías». Su cuerpo sin vida se traslada al Instituto de Medicina Legal, inhóspito en plenas Fallas. Tras una espeluznante sesión en la que padece toda clase de humillaciones, su cadáver es enviado a Vinaroz, para ser velado y sepultado.
Esa misma tarde, el funerario llama al juez y se inicia la cacería del autor de ese deleznable comportamiento «que no se da en el mundo animal y rebasa el único límite que no puede traspasarse entre el amor y la muerte».
A pesar de que la violación es un delito castigado con penas severísimas y que aparece en abundante literatura negra por estar asentado en el dolor y los traumas psicológicos de las víctimas, la necrofilia ni está tipificada en el Código Penal ni es objeto de atención literaria por considerarse una patología del agresor que resulta inocua para el agredido. Siendo el sospechoso (doctor Barceló) un forense afincado en Valencia, «no se sabía si era peor que la víctima estuviera viva o muerta».
La acusación en sede judicial es dirigida por un prestigioso abogado penalista (Ibáñez) que cuenta en su cartera de clientes con muchos políticos acusados de cohecho, tráfico de influencias y pertenencia a banda criminal. La exagerada malversación durante la burbuja inmobiliaria, los obligó a pensar como evadir el dinero de España. En el año 2004 el abogado recorre con su secretaria, Carlota, varios paraísos fiscales para blanquear el dinero saqueado a los caudales públicos. Ella es una exprostituta que ha cambiado el alto standing por la alta dirección, y las revelaciones sobre su vida anterior se convierten en una fuente de constante peligro.

OPINIÓN
Queridos lectores, deciros que me leí este verano un borrador inicial y estoy a la espera de recibir el original debidamente corregido y editado. No deseo adelantaros mis impresiones puesto que la lectura que realicé fue sobre un esbozo que ha sido modificado y perfeccionado. Solo adelantaros que existen varios personajes dignos de alabanza por su construcción y credibilidad. Uno empatiza con rapidez con Carlota, la prostituta que encierra enormes secretos en su interior. Ese otro que hay en ti, es un retrato existencialista de nuestras luchas interiores, miedos y fobias. Una narración interesante que te atrapará, nada recurrente a pesar de tratar esa dualidad que arrastramos todos y cada uno de nosotros. Destacar por supuesto a Wali, el abogado que junto con Carlota recorren los paraisos fiscales buscando la forma de ayudar a sus clientes. 
El resumen de la editorial no profundiza en la verdadera esencia de esta obra, en ese ser interior, en ese pasado que nos acompaña constantemente, en ese espíritu luchador pese a las adversidades y zancadillas que nos ofrece la vida a lo largo de nuestra existencia, en ese destino escrito o no en nuestra frente, y en ese final alucinante e inesperado que Juan nos regala en una gran obra que os invito a leer para deleite de todos vosotros. (pronto la reseña).

Presentación del libro: Ese otro que hay en ti, de Juan Ballester

Una novela de Juan Ballester que pulveriza las fronteras entre la vida y la muerte, lo femenino y lo masculino, y la realidad y la ficción, a través de las filias y fobias relacionadas con la sexualidad.
Durante el acto de presentación participarán el autor del libro y Luis Goytisolo, Premio Nacional de las Letras Españolas 2013.
Juan Ballester (Valencia, 1959) es Premio de la Crítica Literaria Valenciana en su modalidad de Narrativa. Ha publicado una docena de obras de ensayo, cuentos, novelas infantiles y más de doscientos artículos periodísticos.
Es autor de Qué haces con tus pies en mi piscina (2005), Veinte niños escritos por una novela (2008), El efecto Starlux (2012) y Buenas noches, Supertramp (2013).
Fecha:
04.10.2017
Hora:
20:00
Sala:
Sala Ramón Gómez de la Serna
Precio:
[entrada libre hasta completar aforo]